En la actualidad, muchas personas están interesadas en obtener una rentabilidad económica de los ahorros que, con mucho esfuerzo y trabajo, han ido acumulando en el banco. Sin embargo, en el mundo de las inversiones existe un gran abanico de posibilidades con distintos porcentajes de rentabilidad y riesgo, de manera que hemos creado esta guía que recopila la información necesaria para que elijas la opción más adecuada para ti.

¿Qué es invertir en bolsa?

La bolsa, también llamada bolsa de valores o negocio bursátil, es una organización mediante la cual se gestiona la compra y venta de valores. Estos valores pueden ser acciones pertenecientes a pequeños porcentajes de empresas o sociedades, bonos (tanto públicos, si los emite el estado, como privados, si los emite una empresa particular), certificados o títulos de participación.

Para invertir en bolsa existen una serie de organismos que se encargan de fijar y publicar los precios de los valores en tiempo real, de manera que si decides ser inversor únicamente deberás contratar a un broker, ponerte en contacto con él mediante una plataforma de Internet y pedirle que ejecute las operaciones de compra y de venta deseadas cada día.

Dichas operaciones generan un beneficio económico cuando se compra un valor, se espera el tiempo suficiente para que aumente su precio (en ocasiones, esto sucede tan solo en algunos minutos) y a continuación se vuelve a vender ese valor al nuevo precio de mercado, ganando así la diferencia entre el precio de la compra y el de la venta.

El procedimiento para contratar los servicios de un broker es muy sencillo, puesto que en la actualidad todos los bancos ofrecen este tipo de sistemas de inversiones bursátiles. En adición, si no disponemos de conocimientos suficientes como para invertir de manera autónoma, también existe la posibilidad de que sea el propio broker el que gestione nuestras operaciones mediante los llamados fondos de inversión.

¿Qué otro tipo de sistemas de inversiones existen?

Es normal que te hagas esta pregunta si tienes ahorros y no ves demasiado claro dónde debes invertirlos para recibir un mayor beneficio sin correr un riesgo desmedido. Para encontrar la respuesta es recomendable informarse y conocer todos los sistemas de inversión que existen en el mercado. Los más representativos, además de la bolsa, son los siguientes

Depósitos bancarios de plazo fijo

Un depósito de plazo fijo es un servicio ofrecido por el banco mediante el cual nos ofrecen un porcentaje de beneficio que aumenta en función de la cantidad que ingresemos. Pese a que se trata de un sistema muy seguro, tiene una desventaja esencial, y es que los plazos fijos actuales generan un porcentaje de beneficios de entre un 1% y un 2% a cambio de retener nuestro dinero durante meses, e incluso años.

De ese modo, si ingresamos una cantidad de 1000 USD en un plazo fijo de 12 meses al 2%, obtendremos un beneficio de 20 USD al año. Con estas cifras, sería necesario que ingresases una cantidad inicial muy elevada para experimentar un beneficio significativo al cabo de varios años, puesto que la subida anual de los precios hace que el dinero dedicado a la renta fija no genere un diferencial suficiente como para ser considerado atractivo.

Forex o mercado de divisas

Por otra parte, el Forex es también un sistema de inversión, pero en este caso se lleva a cabo mediante la compra y venta de divisas. De ese modo, el inversor de Forex realiza compras y ventas en distintas monedas para obtener un beneficio del aumento del valor de las monedas con las que está operando.

No obstante, las diferencias horarias y la fluctuación del precio del dólar con respecto a las otras monedas generan una volatilidad alta en este sistema de inversiones, lo que te conduciría a experimentar una mayor dificultad para obtener beneficios constantes.

Creación y gestión de un negocio propio

Finalmente, las personas con ahorros suelen considerar la posibilidad de crear un negocio propio (como el de las importaciones chinas). En este caso, el nivel de beneficios puede ser más elevado que con las dos opciones anteriores, pero a cambio requiere unos conocimientos previos y una inversión inicial que no suelen compensar el riesgo que correrías al alquilar un local, contratar al personal y comprar los materiales necesarios para poner en marcha el proyecto.

¿Cuáles son las ventajas de invertir en bolsa?

El momento económico actual ha generado una situación muy propicia para invertir en bolsa, a causa de la bajada experimentada por los tipos de interés a la vez que se mantienen los rendimientos bancarios obtenidos por la renta fija, de manera que es necesario buscar otras alternativas con las que lucrarse de la bajada de los tipos de interés.

Es en este punto donde conviene analizar el IPC (Índice de Precios y Cotizaciones de México), que en este momento se acerca a triplicar su valor con respecto a 2008, experimentando una subida sin precedentes.

El gráfico de movimientos de la bolsa nos transmite que se ha desarrollado una onda alcista entre los bajos de 2008 a los altos de 2012. A este movimiento le sigue una segunda onda de corrección desde 2012 hasta la actualidad, estabilizando así el índice y presentando una oportunidad histórica para entrar a participar en la próxima onda alcista que se avecina, que según los expertos estadounidenses de la Teoría de las Ondas de Helio será mayor que la primera.

Adicionalmente, encontrarás en la bolsa mexicana un sistema de inversión muy adecuado tanto para los inversores noveles como para los experimentados. Las características propias de las empresas que forman este índice generan las siguientes ventajas para los inversores que se han decidido a sacar un mayor partido a sus ahorros.

Rentabilidad

Gracias a sus niveles de movimiento diarios es posible obtener una alta rentabilidad de cada posición sin correr un riesgo excesivo, puesto que se trata de un índice dinámico pero estable. Por otra parte, la comisión que recibe el broker por cada movimiento que realiza suele ser muy razonable, permitiéndole ganar dinero tanto de las grandes operaciones como de las pequeñas.

Facilidad

Puedes realizar inversiones de una forma sencilla a través de la contratación de un broker y la gestión de las operaciones por Internet. Este sistema de inversiones a través de la red fomenta también la flexibilidad, puesto que el mercado de valores se encuentra abierto durante las 24 horas del día, prácticamente todos los días del año (a excepción de algunos festivos).

De ese modo, tú podrás elegir qué días quieres trabajar y cuántas horas dedicarle en función de tu disponibilidad.

Inmediatez y liquidez

Al contrario que con las otras formas de inversión, las compras y ventas en la bolsa se realizan de manera inmediata. Esto implica que, si obtienes un beneficio económico a través de una operación realizada, recibes el dinero en tu cuenta bancaria de forma instantánea.

Seguridad

Por otra parte, los bajos mínimos de inversión y la seguridad que ofrecen los organismos de protección para el inversor facilitan que el proceso se realice de una forma muy sencilla, pero siempre garantizando a los usuarios la privacidad de sus datos bancarios y la protección contra estafas.

A esto se suma la posibilidad de diversificar las operaciones para mantener varias posiciones abiertas a la vez, logrando así compensar las posibles pérdidas con otras ganancias en paralelo.

Claves para invertir y ganar en bolsa

Formación

En primer lugar, has de tener en cuenta que para comenzar a invertir en bolsa es recomendable realizar un curso de formación e iniciarse mediante cuentas de inversión de prueba. No obstante, existe una gran variedad de información en la red, de manera que podrás documentarte al respecto mediante los tutoriales y libros disponibles en el medio digital.

En paralelo a la formación teórica, numerosos brokers ofrecen en sus plataformas unas versiones de demo de sus sistemas de inversión para que los nuevos usuarios se familiaricen con la interfaz y puedan operar con dinero ficticio antes de realizar un ingreso y comenzar a operar con sus ahorros. De ese modo, podrás poner en práctica los conocimientos teóricos que adquieras mediante una demo ficticia antes de comenzar a invertir con tus ahorros.

Comenzar con pequeñas inversiones

Una vez que finalices el periodo de aprendizaje y te decidas a invertir con tu dinero, debes tener presente que un punto clave del éxito en las inversiones bursátiles es comenzar con una inversión moderada e ir aumentando las posiciones propias conforme se reciben los beneficios de las primeras operaciones.

De esta manera, en lugar de invertir el dinero ahorrado se generan beneficios reinvirtiendo el dinero ganado, aumentando así el patrimonio inicial a la vez que se garantiza un nivel máximo de pérdidas.

Prepárate para las pérdidas

En último lugar, la clave para ganar dinero invirtiendo en bolsa es comprender que se trata de un sistema en el que no se puede evitar perder, puesto que forma parte del proceso. El objetivo es desarrollar un sistema de inversiones en el que las ganancias superen a las pérdidas, de manera que al realizar el balance de movimientos se haya experimentado una ganancia con respecto a la cantidad inicial invertida.

Artículos relacionados

En conclusión, invertir en bolsa puede ayudarte a aumentar tus ahorros de una forma segura y emocionante. La bolsa mexicana se encuentra en un claro ejemplo de manual sobre cómo aprovechar la coyuntura económica para invertir, además de ofrecer mayores beneficios que otros sistemas de inversión garantizando siempre tu seguridad y privacidad como inversor.

Finalmente, cuando comiences a invertir en bolsa recibirás los beneficios de manera inmediata en tu cuenta bancaria, garantizándote una liquidez económica continua que hará que aumenten tus ahorros en poco tiempo y de una forma sencilla.

  • VLNR
  • ALH3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *