¿Te estás iniciando en el apasionante mundo de la Bolsa pero no estás acostumbrado a ver y comprender los gráficos de compra y venta de acciones? No te preocupes.

En este artículo te ofrecemos una lista de los siete mejores y más populares gráficos que se pueden utilizar para hacer un análisis técnico en la compra/venta de acciones. Todos ellos van a permitirte examinar lucidamente la compra y venta de acciones usando datos históricos y tomar decisiones de inversión de forma objetiva.

1. Gráfico de Barras

La forma más habitual de obtener información sobre los cuatro precios del día en el análisis técnico son los gráficos de barras. También pueden reflejar períodos de tiempo más largos. Este intervalo de precios viene dado por la barra vertical. En ella se reflejan:

  • El precio máximo del período en la parte más alta.
  • El precio mínimo del período en la parte más baja.
  • El precio de apertura del período, indicando si es menor o mayor que el precio de cierre.
  • El precio de cierre del período que se marca con una barra horizontal.

A este gráfico se le incorpora, en la parte inferior y con otra escala, el gráfico de volumen de títulos negociados. Lo forman una serie de barras verticales que completan la información diaria. Cada barra del gráfico del volumen se corresponde con una barra del gráfico de precios y desvela el interés de los compradores en una empresa con el número de acciones que se han comprado y vendido.

2. Gráfico de cierre

Se trata de una variante del gráfico de barras. Aquí solo se muestran los precios que se han alcanzado en el cierre de cada jornada y el número de acciones compradas y vendidas, con las cotizaciones juntándose entre ellas mediante una línea. La información que facilita es menor que en el de barras pero es más fácil de entender.

3. Gráfico de punto y figura o punto y cruz

Representa las evoluciones de precios de índices, acciones, opciones y futuros en diferentes períodos.

  • Las “X” representan que los precios del valor están subiendo.
  • Las “O” representan que los precios del valor están bajando.

Este tipo de gráfico se basa en el estudio del movimiento puro, independientemente del espacio de tiempo. Por eso no tiene una escala de tiempo fija como otros gráficos.

4. Gráfico Candlestick o gráfico de velas o caramelos

En los llamados gráficos de velas japonesas cada vela representa un período de tiempo que puede ser un día, semanas o minutos y forma un “cuerpo” entre el precio de apertura y el precio de cierre. Si este último es mayor que el primero, el cuerpo es transparente y si es menor, opaco.

Las pequeñas rayas o líneas en las parte de arriba y de abajo son el valor máximo y mínimo del día. Estos gráficos también se interpretan para buscar los comportamientos de la acción e informarnos de los cambios de tendencias de valores.

5. Gráfico MACD

El gáfico MACD (Moving Average Convergence Divergence) revela la fuerza que traen los movimientos al alza o a la baja. Se mueve alrededor de una línea central o línea 0, sin límites superior o inferior.

Los movimientos al alza más fuertes se reflejan mediante unas barras de color verde. Cuando se van alargando nos quieren decir que el precio está aumentando y cuando se acortan es que el precio está bajando.

Si, por el contrario, las barras están rojas, es que los movimientos a la baja ganan y la posición es vendedora. Si éstas empiezan a acortarse, es que los alcistas se están imponiendo otra vez y el precio comienza a subir.

6. Gráfico %R de Williams

Se trata de un indicador técnico oscilador que sirve para encontrar el mejor momento para comprar y vender.

Tiene tres zonas claramente diferenciadas por dos líneas horizontales. La de arriba te dice cuando la gente se ha pasado comprando; es decir, cuándo está más caro el precio del valor, y la de abajo, cuando la gente se ha pasado vendiendo: es decir, cuando está más barato. El oscilador “oscila” y tiende a subir cuando el precio sube y a bajar cuando el precio se abarata.

7. Gráfico de línea

Localiza los rangos de los precios en el eje Y y las fechas en el eje X. Una línea une una serie de puntos conectados donde los valores quedan reflejados desde el precio comercial más bajo del día hasta el más alto. El precio más significativo será el de cierre.

Con este tipo de gráfico pueden reconocerse las tendencias alcistas tras leer las fechas sucesivas con sus precios más altos y más bajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *